¿Cómo puedo evitar que mis emails vayan a spam?

Regla nº 1 para que los emails lleguen al buzón de entrada: ¡no existe una fórmula mágica! Ningún sistema puede garantizar que tus emails lleguen a la bandeja de entrada de los destinatarios (del mismo modo que nadie puede entrar de repente en casa de cualquier persona sólo porque si :).

Pero no te preocupes, aquí viene que la regla n.º 2, que es todavía más importante: si cumples con todas las reglas del email marketing, aumentarás las posibilidades de entrar en la bandeja de entrada!

¿Cuáles son estas normas? Cuando utilizas E-goi ya cumples varias de ellas, pero aún así es esencial que sigas las recomendaciones siguientes (también puedes hacer clic en esta infografía para ver un resumen).

 

¡Rumbo a Entregalandia!


 

Envía emails sólo a aquellas personas que te hayan dado su permiso

¡Es desde luego fundamental para que tus emails no vayan a spam! Los ISP (servicios de correo), como Gmail, Hotmail y Yahoo, están atentos a cómo las personas responden antes los emails que envias. Si tus suscriptores abren tu email, responden, reenvían o hacen clic en los emails que reciben, los ISP aumentan la reputación de ese remitente. Y cuanto mayor es la reputación, es más fácil que tus emails entren en la bandeja de entrada (para ver la reputación que tienes en este momento, basta con ir al menú en la parte superior derecha de tu cuenta de E-goi).

Pero ¡cuidado! Puedes tener una pésima reputación si tus emails son:

- Ignorados y eliminados por la mayoría de los suscriptores (muchos de los cuales se dan de baja)
- Marcados como spam por muchos suscriptores
- Enviados a muchas direcciones inválidas o inactivas (también llamadas "rebotes" y que son frecuentes en las listas de contactos muy viejas)
- Identificados como spamtraps (un spamtrap es una dirección de correo electrónico creada con el propósito de identificar a los spammers; cualquier lista de contactos adquirida o recogida en masa de la Web está llena de ellos ¡y sólo basta uno para arruinar tu reputación!)

Los ISPs detestan los envíos con una mala reputación y los filtran directamente a la bandeja de spam o incluso impiden la entrega por completo. Si tu reputación cae, tu cuenta E-goi incluso se puede bloquear de forma automática!

Sólo hay una manera de evitar esta situación: enviar solamente emails a aquellos suscriptores que hayan dado su consentimiento explícito de que quieren recibir estos emails (preferentemente a través de un formulario de inscripción con doble opt-in). Para confirmar si tu lista de contactos sigue las reglas, haz clic en esta infografía.

 

¡Descubre si eres spammer!


 

Aumenta el interés de tu público con tus emails

Construir una base de datos consentida es una muy buena noticia (¡felicidades!), pero bombardear a tus suscriptores con emails aburridos o poco interesantes no tiene ningún sentido.

¿Recuerdas lo que comentamos sobre la reputación de los envíos en el párrafo anterior? ¡Para los ISP, lo que importa es el comportamiento de las personas (o lo que se llama el engagement)! Si reaccionan con indiferencia a tus emails, no suelen abrir o hacer clic, tu reputación de envío desciende, por lo que es fundamental establecer un vínculo de confianza con tu público a través de los emails que le envías.

¿Cómo? Puedes seguir estos consejos:

1) Asegúrate de que tu formulario de suscripción dice claramente que las personas que se inscriban recibirán emails sobre un tema concreto. Indica también la frecuencia de los envíos (diaria, semanal, mensual, etc.).

2) Asegúrate de realizar los envíos tal y como indicaste en el formulario y coloca un texto en todos tus emails que indique a los suscriptores dónde y cuándo se inscribieron, para que no haya dudas (con E-goi puedes hacerlo automáticamente).

3) Envía emails que realmente ofrezcan la información que la gente pide. Si se incribieron para recibir la información X, no le envíes Y o Z. Utiliza E-goi para segmentar tus envíos.

4) Esfuérzate para que el contenido de tus emails sea tan relevante y atractivo como sea posible, incentivando a la gente a que los abra, haga clic y comparta ese contenido. El asunto (subject) del email, debe ser un texto corto (menos de 40 caracteres) que identifique claramente el tema y el autor. No podemos dar consejos más específicos (todo depende de tu área de negocio y el tipo de audiencia), pero a la gente le tienen que gustar tanto tus emails, que no puedan esperar para abrirlos. Por tanto, es muy importante que lo que ofrezcas a tus suscriptores sea especialmente interesante para ellos y que represente algo único que no puedan encontrar en ningún otro lugar. Prueba regularmente los diferentes contenidos y estilos visuales para encontrar aquellos que generan mejor respuesta en tu público (los split tests de E-goi pueden ser de gran ayuda).

5) Realiza envíos frecuentes, pero no abuses. Los ISPs prefieren aquellos emails enviados con regularidad, por tanto evita campañas esporádicas (sobre todo en bases de datos alquiladas o de un asociado), ya que pueden destruir toda tu reputación! Por otro lado, si necesitas enviar una gran cantidad de emails todos los días (como es el caso de los sitios de compras colectivas), divide los suscriptores de tu base de datos en pequeños segmentos y realiza un envío para cada segmento (puedes utilizar nuestro sistema de contenido dinamico para segmentar y enviar de forma automática).

6) Limpia regularmente tu lista de contactos. Es una buena idea eliminar los contactos inactivos trimestralmente y quedarte solo con aquellos que normalmente abren y hacen clic en tus emails (la segmentación de E-goi te ayudará a identificarlos). A los usuarios inactivos puedes enviarles una última campaña de reactivación, para confirmar si desea continuar suscrito (por ejemplo, "Hola, este es solo un recordatorio de que te suscribiste para recibir nuestros emails en la fecha X. ¿Continúas interesado en recibirlos?"). Es recomendable enviar esta campaña de confirmación si no has enviado ningún email a tus suscriptores durante un largo período de tiempo (más de 1 mes), porque la gente tiende a olvidarse y corres el riesgo de que marquen tus correos como spam si comienzan a recibirlo de repente.

 

Autentifica manualmente el remitente (y mucho mejor si utilizas nuestro CNAME en tu dominio de envío)

Además de analizar cómo la gente responde a tus emails, los ISP realizan una inspección técnica para confirmar que tu identidad es verdadera.

Por lo tanto, al enviar tus emails a través de E-goi (o cualquier otra plataforma), es recomendable indicar a los ISP que nos has dado permiso para enviar en tu nombre. Para esto es para lo que sirve la autentificación de remitentes. E-goi ya realiza una autentificación automáticamente, pero a los ISP les gusta aún más si lo haces de forma manual. Por lo general, la empresa que aloja el dominio del remitente puede realizar esta operación en unos pocos minutos. Sólo tienes que seguir nuestra guía.
 

Pero aunque autentifiques el remitente, tus correos se enviarán a través de uno de nuestros dominios de envío, que es compartido con otros clientes E-goi. Si los ISP bajan la reputación de uno de eses clientes, tus envíos también pueden verse afectados. Para prevenir esto, debes usar nuestro registro CNAME en tu proprio dominio, que no sólo protegerá tus correos sino también hará que ese dominio aparezca en todos los enlaces de tus emails (en vez del dominio de E-goi). Crear un registro CNAME no es muy diferente de autentificar un remitente: basta seguir nuestra guía.

 

Asegúrate de que el contenido no tiene problemas

Incluso los emails, pertinentes y enviados regularmente a una lista de contactos interesados en recibirlos pueden caer en spam. Si has seguido todas las recomendaciones anteriores, el problema puede estar en algún elemento del contenido que activa los filtros.

1) ¿Cuál es tu calificación en el test SpamAssassin? Este es uno de los filtros más utilizados en las empresas y detecta los principales contenidos "spaminosos". Puedes realizar este test al editar tu campaña de email en E-goi (incluso es obligatorio hacerlo antes del envío).

2) Asegúrate de que el código HTML de tus emails es adecuado para email marketing y que las imágenes incluidas no son muy pesadas (los ISP detestan los emails con HTML muy grande y con imágenes pesadas). Si creas tu campaña de email con nuestro editor Easygoi, no tendrás problemas, ya que genera el código en buenas condiciones y redimensiona automáticamente las imágenes. Nunca utilices editores de páginas web, como Frontpage, Dreamweaver o cualquier software con una opción "Exportar a HTML", a menos que sepas mucho de HTML y seas experto en email marketing. De todos modos, E-goi siempre hace un análisis del código HTML de tu email antes del envío y te indica si hay algún error importante.

3) Cambia temporalmente de remitente. Puedes empezar a utilizando la misma dirección de correo electrónico, pero con un nombre diferente. A continuación, intenta utilizar otro nombre y una dirección de correo completamente diferente. ¿Los correos electrónicos han llegado a la bandeja de entrada? Es una señal de que tu remitente inicial estaba en una lista negra. Si no puedes descubrir la razón de ese bloqueo, pregúntanos e intentemos averiguarlo.